Galletas con Trozos de Maní - Se derriten en tu boca.
Cookies

Galletas con Trozos de Maní y un cambio

Galletas con Trozos de Maní - Se derriten en tu boca.

Crocantes, delicadas y con profundo sabor a maní. Deliciosas y perfectas para acompañar cualquier bebida caliente. ¡Estas galletas de mantequilla con trozos de maní se derretirán en tu boca!

¡Buen día!

Hace poco menos de una semana estaba compartiendo en las redes la foto de estas maravillas. Queríamos escribir sobre ellas mucho antes pero el tiempo no nos dio abasto. 

Ricardo y yo hemos estado pensando en darle un giro al blog.

Y es que todo ha cambiado tanto en nuestras vidas que bien podríamos transmitir eso en las recetas que publicamos.

Básicamente llegamos a la conclusión de que no soy Martha Stewart ni Julia Child, ni tengo una trayectoria culinaria que me preceda. 

Sin fama ni gloria sólo podemos hacer lo que nos gusta, y hacerlo con la mayor diversión posible 😉

Galletas con Trozos de Maní - Se derriten en tu boca.

Creemos que ésta será la última receta de este estilo, simple y bastante casera. Para salir del paso cuando quieres algo dulce (y rápido por favor). 

Todos amamos las galletas prefabricadas para algunas cosas, y también es cierto que hay cientos de recetas para preparar tus propias galletas caseras, cual abuela experimentada.

Pensando en lo que me llevó a abrir este blog hace casi un año, ese deseo de ir más allá aunque todo decía que sólo debía asarme bajo el sol ardiente de mi ciudad natal, me di cuenta que era muy injusto continuar publicando a cuenta gotas recetas que no acaban de hacer especial esta página.

Si quieres surgir tienes que ir en grande, y lo que mantiene a Ricardo pegado a la PC intentando solucionar problemas de programación de los que no tiene ni idea, es precisamente eso: la posibilidad de

Galletas con Trozos de Maní - Se derriten en tu boca.

¡Vamos ahora con la receta que ya he hablado demasiado!

Para cerrar, les diré que estas galletas son realmente hermosas en su sencillez.  

Galletas con trozos de maní y sus variaciones.

Necesitaremos para esta receta:

  • Mantequilla. Fun-da-men-tal. Suave y cremosa mantequilla de buena calidad.
  • Azúcar. Pulverizada, comprada o casera.
  • Azúcar. Blanca tradicional para pasar las galletas antes de hornear.
  • Harina. Todo uso, sin polvos leudantes agregados.
  • Vainilla. Puede ser esencia de vainilla blanca pero preferiblemente oscura.
  • Pizca de Sal. Que siempre viene bien. 
  • Maní. Y es aquí donde está la diversión. Puede ser maní sin tostar, maní tostado, salado, garrapiñado… Pueden ser nueces (normales o pecan), almendras, avellanas y cualquier fruto seco que se les ocurra.

Sólo deben recordar que el fruto seco que elijan debe estar levemente triturado o cortado para que se distribuya bien en la masa de las galletas.

¿Te gustan las recetas rápidas? ¡En el blog tenemos más!

Galletas con Trozos de Maní

Crujientes y delicadas, estas galletas con trozos de maní son deliciosas y perfectas para acompañar cualquier bebida caliente. Se derriten en tu boca.

Course Dessert
Cuisine Austrian
Keyword Galletas, maní
Prep Time 15 minutes
Cook Time 15 minutes
Resting Time 30 minutes
Total Time 1 hour
Servings 4 people

Ingredients

  • 1 taza Mantequilla 226 gr
  • 3/4 taza Azúcar pulverizada
  • 2 tazas Harina todo uso 0000
  • 1/2 cucharadita Vainilla
  • 1 pizca Sal fina
  • 1/2 taza Maní troceado o levemente triturado
  • 1/4 taza Azúcar blanca para cubrir

Instructions

  1. En un bowl combina la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Agrega la vainilla e integra.

  2. Agrega el resto de los ingredientes y sin mezclar demasiado integra hasta sólo combinar. La mezcla parecerá seca e imposible de dar forma ¡Eso es normal! No amases, pero trata de juntarla con las manos hasta formar un cilindro.

  3. Sobre papel film, o sobre una bolsa plástica, vuelca la preparación y ayudándote con los extremos crea un rectángulo de masa perfectamente cubierto. Recuerda aplanar los extremos para que realmente parezca un rectángulo.

  4. Lleva al congelador por 30 minutos. Este paso el importante o te será imposible cortar las galletas sin que se despedacen.

  5. Retira del congelador, desenvuelve y corta con un cuchillo afilado galletas de medio centímetro de grosor. ¡No intentes hacerlas muy delgadas o podrían desmoronarse! Pasa una de las caras de cada galletas por azúcar blanca.

  6. Coloca las galletas sobre una bandeja, colocando la cara con azúcar hacia arriba, y hornea de 12 a 15 minutos hasta que las galletas estén doradas.

¡Síguenos en las redes! Tenemos Facebook, Instagram y Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *